ORONGO





ORONGO: Ciudad ceremonial utilizada entre el 1600 y 1866 d.C. para realizar el culto a los hombres pájaros. Está compuesta por unas 53 casas de forma elíptica con muros de lajas y una pequeña entrada cuadrada que mira al mar. Dispuestas en dos hileras desplazadas, la de abajo termina en el recinto sagrado MATA NGARAHU, centro del culto al Hombre-Pájaro. Es el recinto más profusamente decorado con petroglifos de la Isla. Este centro ceremonial, que en lengua nativa significa “lugar del mensajero” por las aves migratorias, fue una aldea donde se daba culto al Tangata Manu u hombre-pájaro. En el lugar se organizaba una competencia en la que un miembro de cada familia debía nadar hasta el islote de Motu Nui, para tratar de conseguir un huevo del ave Manutara, que anidaba ahí, luego de lo cual debía trepar por los acantilados de Rapa Nui y, una vez de vuelta en Orongo, ofrendarlo al rey. El premio consistía en el otorgamiento de un poder mágico para el ganador y su familia, el cual durante un año. ISLA DE PASCUA





RANO KAU







Rano Kau es un volcán que esta dormido ubicado en el extremo suroeste de Isla de Pascua, el cual forma uno de los tres grandes conos que forman parte de la superficie de la isla. Tiene una altura de 324 msnm y de acuerdo con estimaciones geológicas su origen se remonta a un proceso eruptivo ocurrido hace unos 2,5 millones de años.

El cráter mide 1,5 km de diámetro y en su interior se encuentra una laguna, a unos 250 metros de profundidad terminando una pendiente bastante pronunciada. En la laguna existen pequeñas islas de totora y una abundante vegetación y microfauna. En la parte superior del cráter, en el extremo suroeste existe una fractura conocida como Kari-Kari.

Cerca del borde más angosto y en el extremo Oeste del volcán está la Aldea Ceremonial de Orongo, conformada por 50 casas de piedra de forma elíptica que ofrecen una perfecta visión de los tres islotes que hay frente al Rano Kau. Esta aldea era habitada solamente en los días que precedían a la ceremonia del Hombre Pájaro o Tangata Manu que se celebró hasta finales del siglo XIX.


AEROPUERTO INTERNACIONAL MATAVERI






El Aeropuerto Internacional Mataveri ( rapanui mata - veri, "ojos bonitos"), o Aeropuerto de Isla de Pascua (IATA: IPC, OACI: SCIP), localizado en la Isla de Pascua, Chile, es el aeropuerto más remoto del mundo, servido solamente por el operador de aerolíneas LAN (específicamente LAN Chile). El aeropuerto es el principal punto de entrada para cientos de turistas, quienes viajan a Isla de Pascua para ver sus sitios arqueológicos. El aeropuerto alberga un bar-restaurante, gran cantidad de tiendas de recuerdos y un área de custodia de equipaje, donde varios hoteles y hospederías de la isla tienen quioscos.

El aeropuerto tiene una sola pista de 3.438 metros (11.281 pies). Con este desarrollo el turismo de la isla aumentó de manera explosiva.

El aeropuerto es usado como vía de tránsito para los pasajeros que continúan desde o hacia Papeete, Tahití, ruta operada por LAN Airlines.

El Aeropuerto Internacional Mataveri es el aeropuerto más remoto del mundo, ubicado a 2603 km del aeropuerto de Mangareva, Polinesia Francesa, su campo aéreo más cercano, aunque no tiene rutas en común él. Se encuentra a 3.759 km del aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez, en Santiago de Chile, y a 4.254 km del aeropuerto de Papeete, en la Polinesia Francesa, con los que sí comparte vuelos.













ORONGO



ORONGO: Ciudad ceremonial utilizada entre el 1600 y 1866 d.C. para realizar el culto a los hombres pájaros. Está compuesta por unas 53 casas de forma elíptica con muros de lajas y una pequeña entrada cuadrada que mira al mar. Dispuestas en dos hileras desplazadas, la de abajo termina en el recinto sagrado MATA NGARAHU, centro del culto al Hombre-Pájaro. Es el recinto más profusamente decorado con petroglifos de la Isla.
Este centro ceremonial, que en lengua nativa significa “lugar del mensajero” por las aves migratorias, fue una aldea donde se daba culto al Tangata Manu u hombre-pájaro. En el lugar se organizaba una competencia en la que un miembro de cada familia debía nadar hasta el islote de Motu Nui, para tratar de conseguir un huevo del ave Manutara, que anidaba ahí, luego de lo cual debía trepar por los acantilados de Rapa Nui y, una vez de vuelta en Orongo, ofrendarlo al rey. El premio consistía en el otorgamiento de un poder mágico para el ganador y su familia, el cual durante un año.
  


Lugares de Interés


Lugares de Interés



COMPLEJO TAHAI: Ahu Vai Uri, Ahu Tahai y Ahu Ko Te Riku: Ubicado en el pueblo de Hanga Roa, sitio arqueológico de interés por ser una restauración completa, donde es posible visualizar casas de piedra, sitios ceremoniales, tres plataformas con moai, además de un embarcadero construído completamente en piedras. es el mejor ejemplo de un centro ceremonial con 3 Ahu. Ahu Vai Uri con 5 moai, Ahu Tahai con 1 moai, Ahu Ko te Riku con 1 moai, al que le pusieron ojos con fines turísticos, y 1 Pukao. Encontramos casas-bote, Umu Pae, Hare Moa, Manavai, un muelle, rampa para canoas, cuevas y el círculo de piedra donde se levantaba el Paina. Cerca se encuentra la tumba del arqueólogo William Mulloy, quién restauró este complejo entre 1968 y 1970.



ORONGO: Ciudad ceremonial utilizada entre el 1600 y 1866 d.C. para realizar el culto a los hombres pájaros. Está compuesta por unas 53 casas de forma elíptica con muros de lajas y una pequeña entrada cuadrada que mira al mar. Dispuestas en dos hileras desplazadas, la de abajo termina en el recinto sagrado MATA NGARAHU, centro del culto al Hombre-Pájaro. Es el recinto más profusamente decorado con petroglifos de la Isla.

Este centro ceremonial, que en lengua nativa significa “lugar del mensajero” por las aves migratorias, fue una aldea donde se daba culto al Tangata Manu u hombre-pájaro. En el lugar se organizaba una competencia en la que un miembro de cada familia debía nadar hasta el islote de Motu Nui, para tratar de conseguir un huevo del ave Manutara, que anidaba ahí, luego de lo cual debía trepar por los acantilados de Rapa Nui y, una vez de vuelta en Orongo, ofrendarlo al rey. El premio consistía en el otorgamiento de un poder mágico para el ganador y su familia, el cual durante un año.



AHU VINAPU: Utilizada en el 1200 d.C. incluye 3 Ahu, el primero llamado Ahu TAHIRI es notable por su perfecta pared de piedras comparada superficialmente con las de Cuzco y Machu Picchu. Sus 6 moai, que estaban coloreados de rojo, se encuentran derribados. El segundo Ahu, orientado astronómicamente como el anterior, posee un moai supuestamente femenino que tenía dos cabezas. Del tercer Ahu, el más antiguo, sólo quedan piedras removidas.



RANO RARAKU ,VOLCAN Y CANTERA : La mayor parte de los moai fueron tallados en la roca volcánica de sus laderas interiores y exteriores. Existen cerca de 400 moai en varias etapas de tallado apreciándose entre ellos variadas diferencias como por ejemplo el moai arrodillado TUKUTURI. Otro moai se distingue por tener un velero de 3 mástiles tallado en el pecho. Hacia el oeste están diseminados moai en proceso de traslado en el denominado "Camino de los Moai" (KO TE ARA O TE MOAI).



AHU TONGARIKI: Enorme plataforma de 15 estatuas erigidas de espalda al mar, en un marco de impresionante belleza natural.  Es una caleta de pescadores, cuyo nombre en lengua nativa significa "lugar de las tortugas marinas". Ubicada a 27 kilómetros de Hanga Roa, en sus cercanías hay dos torres de piedra, que los antiguos isleños usaban para ver la llegada de las tortugas. Hoy todavía se las divisa.El centro ceremonial más grande de la isla tiene una longitud de 200 metros, y su construcción data de los años 900 y 1000 a.C. Alberga 15 moais, de los cuales los más grandes alcanzan los 14 metros de altura. Se encuentra a 20 kilómetros de distancia de Hanga Roa.Con sus 15 moai es el Ahu más grande de la Isla, el eje de su plataforma está orientado al sol naciente del solsticio de verano. Destruido y dispersado en una amplia área tras el maremoto de 1960, fue restaurado en 1997 con aportes de una empresa de Japón, la que dejó una grúa para trabajos arqueológicos. Más allá de la plaza hay un importante sitio de petroglifos llamado PAPA TATAKU POKI con figuras de atún, tortuga, Make Make, Hombre-Pájaro, entre otros. De todos los ahu de Isla de Pascua, el más prestigioso es, sin duda, el Tongariki, cuyas 15 estatuas se encuentran frente a la cantera del Rano Raraku, a una distancia de menos de 2 km. ¿Realmente el clan Tongariki entregaba las mejores esculturas? Algunos historiadores han esbozado esta hipótesis.

Si bien el Tongariki expone 15 estatuas, en su base se encontraron otros 17 moai de fabricación más antigua, algunos de los cuales actualmente se exponen en el sitio (de hecho, tres ahu se sobrepusieron en el mismo lugar a lo largo de la historia). Actualmente, los especialistas estudian metros cúbicos de valiosos archivos. En cuanto a la estatua que yace en el suelo delante del ahu, no se trata de un moai del Tongariki, si no de una estatua que estaba siendo transportada. Sus ojos aún no se habían esculpido, puesto que recién salía de la cantera vecina del Rano Raraku. El ahu Tongariki, cuya parte izquierda se restauró en 2001, hoy es el monumento más grande del Pacífico Sur (los guías profesionales de la isla les revelarán en el sitio los petroglifos y otros detalles ligados a este impresionante conjunto).




AHU TE PITO KURA: Tiene la estatua más grande erigida en un Ahu, el moai PARO, de 10 mts. y 85 toneladas con un PUKAO de 11,5 tononeladas. Se cree que fue la última estatua en ser derribada hacia 1840. Junto al AHU se encuentra una gran piedra esférica que se identifica con el ombligo del mundo (TE PITO O TE HENUA), que según la leyenda fue traída por Hotu Matua 'a en su embarcación.

Ubicado en la costa norte, su moai es la estatua más grande levantada en un ahu, con 10 metros de altura y 85 toneladas de peso. Se cree que fue la última imagen derribada, hacia el año 1840. A pocos metros se encuentra una gran piedra con forma de esfera y se la identifica con el ombligo del mundo. Según la leyenda, fue traída por el rey Hotu Matu’a

Ahu Uri a Urenga


En esta plataforma, ubicada cerca de Hanga Roa, destaca un único moai situado con la orientación oriente del solsticio de invierno. Constituye un momento astronómico que marca el inicio del invierno y de los distintos tapus o vedas de la isla, como la pesca.




ANAKENA: Hermosa playa de arenas blancas coralíferas

elegida para la llegada del ARIKI HOTU MATUA 'A y su hermana AVAREIPUA. ANAKENA corresponde al nombre de una pequeña cueva de una quebrada adyacente. A menos de 1 Km, hacia el POIKE está la otra playa de arena, OVAHE.

Es la playa más bella de Rapa Nui. Ubicada 30 kilómetros al noreste de Hanga Roa y con unos 100 metros de extensión, sus aguas color turquesa y arenas blancas están rodeadas de palmeras, creando un entorno paradisíaco.



Cuenta la leyenda que aquí habitaron los reyes, custodiados por siete moais que, a diferencia de los demás de la isla, llevan sombrero. El ahu donde yacen estos moais se llama Nau Nau, y fue restaurado a fines de los años ’70. Otro ahu que custodia la playa es Ature Huki, cuyo único moai fue el primero en ser levantado, en 1955, emulando e imaginando los métodos que probablemente utilizaron los antiguos isleños para esta faena. Hasta entonces, todos los moais de la isla se encontraban derribados.


Las aguas de Anakena resultan perfectas para el snorkeling, pues su transparencia y tranquilidad permiten apreciar la vida submarina en todo su esplendor, con sus peces, algas y corales.



AHU NAU NAU: Restaurado entre 1978 y 1980 por Sergio Rapu, su construcción es compleja constando de varios niveles. Posee 5 moai con Pukao y 2 quebrados. La espalda de los moai y algunas piedras de la pared posterior poseen petroglifos. Durante las excavaciones se encontró un extraordinario ojo de coral blanco con pupila de escoria roja, se exhibe en el museo de la Isla. En sí constituyen la prueba que a los moai se les ponían ojos al ser instalados sobre el AHU para proyectar el MANA del ancestro. A su espalda está el AHU ATURE HUKI, con un solo moai levantado por la expedición noruega de 1955-56 y un grupo de isleños liderado por el alcalde Pedro Atán.



CUEVAS: El paisaje de la Isla presenta cientos de cavernas, muchas de las cuales fueron utilizadas como viviendas. En tiempos de conflicto se usaron como refugio temporal.


AHU AKIVI:

Este enigmático ahu que recibe el apodo de “7 moai” se encuentra al noroeste de Hanga Roa, cerca de la red subterránea Te Pahu. Sus siete moai miran hacia el lejano océano (a diferencia del resto de las estatuas, que siempre miran hacia el interior de la isla para proteger con su mana a los clanes). Nadie conoce con certeza el rol exacto que tuvo este lugar ceremonial, aunque se cree que este lugar era de utilidad para los astrónomos pascuenses. Los moai están alineados de espaldas al sol levante, orientados según la línea solar del equinoccio. Un minúsculo ahu los observa desde el otro lado de la planicie. Data del 1500 d. C. Es el primer Ahu restaurado científicamente en la Isla el año 1960 por William Mulloy y Gonzalo Figueroa. La Plataforma con 7 moai se enfrenta al sol naciente equinoccial. Según el folklore reciente representaría a los 7 jóvenes exploradores enviados antes del arribo de Hotu Matua 'a para reconocer la Isla por el espíritu de Haumaka desde Hiva.

Ahu Akivi - Ahu o altar con 7 estatuas con sus miradas orientadas hacia la caída del sol (mar). Son los únicos moais que miran hacia la costa.

Ubicado en las laderas del Volcán Maunga Tereveka, esta plataforma estuvo conformada por siete moais, todos enviados por el rey Hotu Matu’a. La particularidad de este ahu es que las estatuas están mirando en dirección al mar; algo extraño si se considera que el resto de los moais miran hacia las aldeas para proteger a los habitantes.

Bahía de la Perousse o Hanga Hoonu



PUNA PAU: Es el cráter secundario utilizado como cantera de escoria roja para los Pukao, que al parecer representaban el peinado de los habitantes teñido con tierra roja. Como sólo 58 moai llevaron estos cilindros, y quedan aún 31 en la cantera, se cree que este añadido fue un desarrollo tardío en función del aumento del poder de los grupos.



ZANJA DEL POIKE : Según la tradición los Hanau Eepe se refugiaron en el Poike durante el momento más crítico de los conflictos entre dos grupos rivales y construyeron una zanja defensiva en la base de la península de norte a sur. Finalmente, el bando rival Hanau Momoko los sorprende por detrás de la zanja y los empuja a ésta prendiéndoles fuego, sobreviviendo sólo un Hanau Eepe. Uno de los nombres de la zanja es Ko Te Umu O Te Hanau Eepe ("El Curanto de los Hanau Eepe"). Esta cruenta batalla ocurrió alrededor de 1680. Los datos arqueológicos contradicen la idea de una zanja defensiva por ser discontinua. Por otro lado se ha relacionado a la raza de los Hanau Eepe con los Orejas Largas y a los Hanau Momoko con los Orejas Cortas, pero esto no tiene relación ni con raza ni con largo de oreja. Lo sucedido es que se ha confundido Eepe "fornido" con Epe "oreja". En cambio Momoko es "como lagartija" o "delgados", ambos rasgos aun presentes en los isleños. Esta confusión dio pie a investigadores para hablar de una migración polinésica (Momoko) y otra posterior (Eepe) del Perú Precolombino que habría traído el megalitismo, lo cual no tiene base real.



Ahu Akahanga


 “Ahu” significa plataforma en Rapa Nui. En la isla existen diversos escenarios de este tipo, que albergan moais de distintos tamaños y distribución. Ahu Akahanga se ubica en la costa sudeste, y su importancia radica en que ahí habría sido enterrado el primer rey o ariki, Hotu Matu’a, hacia el siglo IV. Este ahu tiene una extensión de 18 metros por 3,25 de ancho, y sostenía 13 moais, que posteriormente fueron derribados.

En el camino de la costa sur hacia Rano Raraku, el asfalto bordea un conjunto de estatuas impresionantes que es indispensable visitar. De hecho, dos ahu rodean una pequeña bahía. El primero, el ahu Ura Uranga Te Mahina, cuenta con cinco grandes estatuas caídas. Al otro lado de la bahía, el ahu Akahanga está compuesto por, al menos, 16 estatuas, posiblemente de diferentes períodos. Algunas yacen caídas al borde del mar.

Es también llamado "Plataforma del Rey", cuenta la leyenda que la tumba de HOTU MATUA 'A estaría cerca. Muestra las numerosas fases de su construcción: 4 Plataformas, 12 moai y 8 Pukao. Posee rampa para botes, casas-bote, y fogones de piedra (UMU PAE). Hacia el interior del Ahu se puede apreciar una de las aldeas mejor preservadas.



En la cercanía, se puede observar lo que antiguamente constituía un pueblo pascuense: cavernas naturales, fundaciones de casas-barco, etc. Casi en el centro de la bahía se encuentra una gran estatua boca abajo. Está en perfecto estado y data del período de esplendor de la cantera del Rano Raraku. Su diseño es excepcional, aunque la estatua no pudo llegar a su destino (sus ojos no están abiertos). La tradición oral relata que no estaba prevista para ocupar el ahu Akahanga, si no más bien la minúscula construcción sobre la cual descansa. Hay quienes creen que este montículo de piedras cobija la tumba de Hotu  Motu’a, en tanto que otros la sitúan del otro lado de la isla, cerca del ahu Ura Uranga Te Mahina.




Ovahe



Es una pequeña playa, ubicada a un kilómetro de Anakena. Sus arenas son rosadas y suaves, y su forma de herradura da una protección natural tanto en su interior como hacia los arrecifes. Sus aguas claras permiten bucear y realizar snorkeling, lo que permite apreciar la flora y fauna marina, los arrecifes de coral y muros de lava.

Museo Antropológico Padre Sebastián Englert


Se ubica en plena calle Tahai y ofrece una amplia colección representativa del legado cultural de Rapa Nui. Cuenta, además, con una importante colección fotográfica, musical, más una biblioteca con tres mil publicaciones y el único moai femenino hallado en la isla.

Moai Paro



Se ubica en la costa norte de la isla. Posee casi 10 metros de largo y un peso aproximado de 82 toneladas, que lo convierten en el moai terminado de mayor altura, entre las mil estatuas existentes en el lugar.

Parque Nacional Rapa Nui



 La belleza de este paisaje es una buena excusa para viajar a Isla de Pascua. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el Parque Nacional Rapa Nui alberga a la mayoría de los 270 altares y casi mil moais que hay en la isla. Abarca poco más del 40% de la isla.



En la isla existen dos centros de buceo, ubicados en Caleta Hanga Roa, y un yate de turismo que zarpa del mismo lugar. La embarcación navega 230 millas mar adentro, hacia las Islas Salas y Gómez, para continuar la aventura.



Moais de Rapa Nui


Los Moais son uno de los mayores atractivos de la Isla de Pascua. Ya sea por su majestuosidad o el misterio que encubren, es imposible no admirar la originalidad de las estatuas de piedra. Dentro de la Isla hay cientos de Moais, los cuales se encuentran repartidos por todo el territorio. El lugar donde se pueden ver más estatuas de Isla de Pascua es en la cantera del volcán Rano Raraku y en alguno de los famosos Ahu entre los cuales distinguen Tongariki y Nau Nau.



El Ahu

Es imposible separar a los moai de sus ahu, la estructura de piedra sobre la cual reposan. Se cuentan alrededor de 272 ahu en toda la isla, aunque sólo decenas de estos altares repartidos en  Rapa Nui acogían alguna estatua. La mayoría de ellos se erigían cerca del mar, pero también existen 25 ahu relativamente grandes en el interior de la isla, como el ahu Akivi o el ahu Uri a Uranga. En realidad, un ahu podía tener una primera vida y, tras el paso del tiempo y las guerras, destruirse para reutilizar sus piedras y estatuas con el fin de edificar un segundo ahu. Inicialmente, estas plataformas ceremoniales no debían exceder los veinte metros de largo, pero durante el período más clásico de la historia de Isla de Pascua, algunos ahu midieron más de 100 metros de largo y contaron con más de diez estatuas de diferentes épocas. Casi todos los ahu estaban concebidos de modo que los moai dieran la espalda al mar y protegieran al clan con su mana (poder, potencia, aliento, en cierta forma la conciencia de los pascuenses), ya que eran figuras de ancestros protectores.



De las 288 estatuas transportadas hasta los ahu, sólo 164 se levantaron durante el período clásico de la isla. Las demás, de una época anterior, estaban incorporadas en la construcción. Sólo 58 estatuas tenían un pukao (gorro). Poco más del 90% de los moai provenían de la cantera del Rano Raraku, aunque algunos se elaboraron en el Poike con traquita blanca, escoria roja, e incluso con basalto.


Ahu Uri A Urenga

Situado un poco más allá del aeropuerto, a la izquierda de la ruta que conduce a Anakena. Ubicado frente al sol levante, seguramente tuvo un rol importante en el calendario astronómico polinesio. Cerca de este ahu existe otra plataforma, el ahu A Kao que posee una estatua de 5,30 m de alto, lamentablemente decapitada a la altura de los ojos.


Ahu Vaipu



Bajo el lago Rano Aroi y frente a la cantera del Rano Raraku que se divisa a lo lejos, se encuentra el ahu “central”, el pequeño ahu Vaipu o ahu Ava Ranga Uka. Está fabricado con bloques de piedra mal ensamblados, y sobre este reposa una estatua de toba de 3,4 m recostada mirando hacia el suelo. Sus ojos no se han esculpido. Si este moai estaba destinado a colocarse en este altar, sus constructores no tuvieron el tiempo de instalarlo ni de fijar sus dos almendras de coral. A este lugar se accede a pie por el cañón (Ava Hanga Uka), creado por las aguas del Rano Aroi. Geográficamente hablando, este ahu se encuentra exactamente en el centro del triángulo formado por Rapa Nui.

Ahu Nau Nau



Si existe un ahu que simbolice a Isla de Pascua, es el ahu Nau Nau, ubicado en la espectacular playa Anakena. Es uno de los escasos ahu cuya restauración está relativamente finalizada (falta la parte derecha), a pesar de que el trabajo arqueológico realizado para esta ocasión no fue muy profundo. Simbólicamente, este ahu es uno de los más importantes, ya que sobre esta playa desembarcaron, entre el año 400 y 600 de nuestra era, el rey Hotu Matu’a y su séquito, provenientes de la tierra de Marae Renga, en la isla de Hiva. La leyenda precisa que siete exploradores habrían sido enviados en avanzada.